dimecres, 30 de desembre de 2009

Los Fondos Zapatero para el 2010



Los llamados FEIL, Fondos Estatales de Inversión Local, comúnmente llamados Fondos Zapatero, están contribuyendo de forma más que positiva al dinamismo económico de país. Esta política macroeconómica de estímulo a la demanda agregada, de marcado carácter keynesiano, ha sido la práctica común en política económica en todos los países de nuestro entorno. Medidas necesarias para enfrentarse a la crisis, tal como han reconocido prestigiosos economistas y foros económicos internacionales, con el objetivo de reactivar el pulso económico.
En España, los FEIL 2009 han aportado el mayor volumen de inversión en toda la historia a favor de los Ayuntamientos, 8.000 millones de euros. Con el Plan del 2009 el gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero buscó fomentar el empleo y la sostenibilidad Local. Con los nuevos FEIL, los del 2010, además de esto, persigue estimular la sostenibilidad económica, social y ambiental, en los que también se contempla que una parte se destinen a gastos corrientes relacionados con servicios sociales. Para el 2010, el Fondo está dotado con 5.000 millones de euros, con el firme compromiso de crear y sostener empleo en los municipios.
En Montcada i Reixac, estamos acabando de elaborar los diferentes proyectos que se presentarán a la convocatoria de los FEIL 2010. En estos se incluyen intervenciones en espacios públicos, equipamientos municipales, tecnologías de la comunicación, seguridad vial, medioambiente o inversiones en vía pública, entre otros. En total casi 3,6 millones de euros que se invertirán en Montcada i Reixac . Una cuantidad nada despreciable que contribuirá a la mejora, no sólo de la economía local, sino de la calidad de vida de nuestro municipio.
Con la gestión de estos fondos, desde Montcada i Reixac, queremos que sean los propios trabajadores del municipio los principales beneficiarios de la creación de ocupación. También queremos animar a las pequeñas y mediadas empresas de la ciudad a que concursen en la licitación en este tipo de intervenciones, ya que son una excelente oportunidad de dinamismo económico y empresarial.
Poco a poco, con la contribución de todos, el final del túnel de esta crisis económica que nos ha tocado lidiar se nos aparece más cercano.
Lo peor de la crisis parece que ha pasado, pero no podemos bajar la guardia en todo lo relacionado con las medidas que estimulen la demanda, que garanticen la reactivación de la economía y que sean una oportunidad para trabajadores y trabajadoras, empresas y ciudadanía. Montcada i Reixac apuesta por este dinamismo que pone a nuestra disposición el gobierno del Estado con los Fondos Zapatero para 2010.
Aprovecho para desearos a todos y todas Paz, Salut, Trabajo y Amor para el 2010, un nuevo año cargado de esperanza que será, sin lugar a dudas, mejor que el que dejamos atrás.
Zorionak eta urte berri on!

dijous, 24 de desembre de 2009

Soy taurino, ¿y qué? (y 2)


El debate sobre toros si o toros no, es superficial. En el fondo, es anecdótico. El verdadero debate es sobre si el Estado debe regularlo todo o no. Yo creo que no. Y, siendo socialista, me considero liberal en este aspecto.
Mi gusto por los toros viene de lejos. Mi padre era un gran aficionado, como buena parte de mi familia y yo mismo. En toda España, como en Catalunya, siempre ha habido una gran tradición por los toros.
Hace algo de tiempo, en Montcada i Reixac, hubo una plaza portátil instalada en La Ribera, por la voluntad popular de mucha gente, como la del querido Lucio, del barrio de la Font Pudenda, que con sus tractores, y transportado arena a la plaza, tanto contribuyó a ello. Particularmente, en Montcada i Reixac la tradición taurina ha dado uno de sus mejores toreros actuales: Serafín Marín. Montcadense, y del mismo barrio de La Ribera, me acuerdo cuando jovencito lo veía entrenándose ante un toro imaginario en el parque de les Aigües, y con su padre al lado. Tengo un recuerdo imborrable de aquellas escenas. Él quería ser matador y lo ha conseguido. Los recuerdos son entrañables y su estela llega hasta nosotros. Me emociona la visión de aquel jovén Serafín y Serafín padre entrenando y aprendiendo, esforzándose y superándose.
Entiendo, en cualquier caso, la postura de las asociaciones de defensa de los animales y admiro cómo han contribuido a determinadas causas a través de campañas como, por ejemplo, contra el abandono de perros, o proteger a las crías de focas de ser salvajemente matadas para abrigar a señoras de la Quinta Avenida. Pero, en el caso concreto de los toros, como ya he citado en alguna ocasión, creo que el Estado, las administraciones públicas, deben regular lo justo las manifestaciones culturales, populares o no. Y prohibir las menos posibles.
Soy taurino, me gustan los toros, defiendo su continuidad no por capricho, sino porque es una manifestación de nuestra cultura. De prohibir los toros se abrirá el coto a otras prohibiciones. Sino, al tiempo.
De seguir por ese camino el siguiente paso es prohibir o recatalogar la Semana Santa y la Navidad por ser fiestas cristianas, eliminándolas o convirtiéndolas en algo hueco, sin sentido, vacuo.
El debate de toros sí o toros no, tiene un calado más profundo de lo que muchos creen. Su prohibición sería el primer paso a otras prohibiciones culturales, minoritarias o no, a partir de que alguien con capacidad de influencia las acabe recatalogando, criminalizándolas, tachándolas de incorrectas o vulgares y engrosando la lista de cosas a prohibir, con la excusa de que atentan contra no se sabe qué, o por que no son un símbolo de no se qué esencias. ¡Toros si, gracias!

Soy taurino, ¿y qué? (1)



En democracia, la política no puede tener miedo. Mesura y cautela sí, pero miedo no. El Parlamento de Catalunya no debería haber votado en secreto la proposición que pretende que se prohíba o no las corridas de toros en Catalunya. El voto secreto no se ha utilizado para ninguna de las leyes importantes y no debería haberse utilizado en este caso. Pero ¿por qué ha sido así? Intentaré argumentar mi punto de vista sobre el tema.
Creo que cualquier cargo electo, como diputados y diputadas, o concejales y concejalas tienen la obligación de exhibir su opinión. Manifestar qué opinan sobre esto o aquello –en este caso sobre los toros–, y la ciudadanía conocerla. Quiero, en primer lugar, ser muy claro antes de continuar. Tal y como cito al principio: me gustan los toros y voy a intentar argumentar no el gusto por ello, que entra en un campo estético y ontológico, sino porque entiendo que, como manifestación cultural que es, merece ser tratado con total naturalidad. Abogo porque ni se protejan, ni se prohíban. Y que se respete tanto a la gente que lo denuncia como a los que los defienden. Y que no quien más ruido hace, más razón tiene. Creo que flaco favor haríamos a la cultura si los suprimimos. Evito extenderme en que es una manifestación cultural milenaria, tradicionalmente arraigada, anterior al mismo Estado o nación, y asociada a la fiesta popular. Pero vaya por delante que esto no es un invento de hace cuatro días ni un capricho snob o un gusto trasnochado de cuatro pueblerinos incultos.
Yo creo que la supresión de los toros es el primer paso a una homogenización sin precedentes en la historia de los gustos. Si prospera su prohibición, después de esto vendrá prohibir los correbous, los Sanfermines, comer ostras –recuenden que se comen crudas-, degollar y celebrar la fiesta del cordero –clave para la cultura árabe/musulmana, fumar, no ya en restaurantes o bares, sino en la calle o incluso en tu casa, las hogueras y los petardos de Sant Joan, por el riesgo de incendios, la matanza tradicional del gorrino, prohibir la exhibición de animales en circos –como muchos municipios han prohibido–, suprimir los zoológicos –por mantener a los animales en cautividad–, o la exhibición de delfines o focas haciendo acrobacias en parques acuáticos…. En definitiva, cualquier manifestación, minoritaria o no, que pueda representar un mínimo riesgo, una posible ofensa para alguien, o un trato que un sector catalogue de ofensivo o degradante para los animales. En este paroxismo inútil alguien podrá llegar a proponer que se llegue a penalizar la mirada al trasero de la señora o señor que pasa a tu vera, por lo ofensivo que le pueda resultar al propietario del culo.

dilluns, 21 de desembre de 2009

Ladran, luego cabalgamos

En latín hay una frase que viene a decir algo así como Ladran y sabéis al momento que cabalgáis por delante de los demás. Esta forma de expresarse se refiere a que la persona de éxito que no mira hacia atrás, sino que busca su meta, siempre tiene muchos enemigos que, como perros, le siguen y ladran para aturullarlo, para que caiga, o incluso para que cese en su objetivo.
No es mi objetivo establecer ninguna batalla dialéctica ni menos partidista con el Sr. José Maria González d'ICV-EUiA, pero, de un tiempo a esta parte, parece que no tiene otro trabajo que concentrar sus ataques contra un servidor. La verdad es que lamento el tono que utiliza, a menudo rayando la ofensa y la difamación, así como sus acusaciones gratuitas e infundadas, pero me satisface el contenido de su mensaje. Me explicaré. Que me critique porque hemos construido una instalación de referencia, cómo es Montcada Aqua, con una biblioteca espléndida que acoge centenares de usuarios y usuarias, con servicios de préstamo y audiovisuales, contribuyendo al mundo de la cultura como nunca se había hecho hasta ahora, me satisface. Que me critique porque hemos tenido la valentía de enfrentarnos a rehacer una calle Mayor en la que nadie quería intervenir, por el desgaste que podría ocasionar entre el vecindario y los comerciantes, me satisface. Que me critique porque estamos rehabilitando el barrio de La Ribera, y muy pronto el de La Muntanyeta, me satisface. Que me critique porque hemos inaugurando la guardería de Can Casamada, el CEIP Mas Rampinyo, o el reciente soterramiento de la C-17, me satisface. Que me critique porque tenemos una situación financiera en el municipio saneada, me satisface. Que me critique porque estamos elaborando unos presupuestos municipales con un marcado acento en el servicio a las personas y a la comunidad, me satisface. Son muchas las cosas que me satisfacen cuando miro atrás y veo lo que hemos hecho en el municipio.
La frase que ilustra esta reflexión Ladran, luego cabalgamos, me ha parecido muy apropiada para la ocasión. La cita hace referencia al ladrido de los perros al paso de un jinete. Ladridos de quienes entienden que la tierra es suya. Ladridos y aullidos de quienes están encarcelados en el recinto estrecho de sus cortas miras y esperan asustar a quien galopa por el camino que es de todos los que saben a dónde van. Y Montcada i Reixac sabe a dónde va, mal que le pese al Sr. González y a tantos otros que se empecinan en negar la evidencia de un municipio que como el nuestro nunca hasta ahora había tenido unos servicios, equipamientos, oferta cultural y de ocio, comunicaciones e infraestructuras como las actuales. Montcada i Reixac sabe a dónde va, mientras tanto, otros, simplemente, ladran.

dijous, 10 de desembre de 2009

Cerdanyola recuperará la normalidad

El Ayuntamiento de Cerdanyola debe recuperar la normalidad. Y lo debe hacer con sentido común. Hace algún tiempo, cité en otro lugar que lo que mal empieza mal acaba. Me refería a que el experimento de Antoni Morral de conseguir el apoyo del Partido Popular, para perpetuarse en el poder, le pasaría factura tarde o temprano. Y no me he equivocado. El estilo Morral ha provocado su propia caída. No se puede nadar y guardar la ropa. No se puede pretender que te crean cuando dices que eres comunista en esencia, a la vez que minimizas el apoyo que recibes del Partido Popular. La gente deja de confiar, y tu propio gobierno te da la espalda.
Toda esta situación llegó a ser insostenible cuando, con un brusco golpe de timón Antonio Morral, cesó a Consol Pla, la socia de gobierno de CiU. La situación financiera de las arcas municipales, la paralización de muchos proyectos estratégicos o la imposibilidad de negociar los presupuestos del municipio para el 2010, hizo que el PSC, partido que ganó las elecciones municipales de 2007, en número de votos y de escaños, presentase una alternativa creíble para asegurar la estabilidad y la alternancia en la Alcaldía.
Todo el mundo sabía que la ciudad llevaba muchos meses paralizada a raíz que el Alcalde de IC-V se quedase sólo después del desplante a Consol Pla. La situación se había hecho insostenible y Cerdanyola precisaba un reactivo.
Ahora es importante conseguir un gobierno fuerte y estable. La sintonía entre el PSC y CiU para tomar las riendas del gobierno de la ciudad permitirá que el 16 de diciembre Cerdanyola del Vallès tenga una nueva alcaldesa, Carmen Carmona.
Tenemos nuestra esperanza depositada en el nuevo gobierno que encabezará una mujer socialista. El contexto económico no es bueno, pero tiende a enderezarse y la política de Cerdanyola está a punto de despegar, a partir del próximo 16 de diciembre, con un nuevo proyecto político. Seguramente, Antoni Morral se presentará ante la ciudadanía como la principal victima de todo este proceso. Pero la gente sensata sabe que él ha sido el máximo responsable del desgobierno de Cerdanyola, el culpable número uno de lo que ha sucedido. Ahora, hay que cerrar página y recuperar la estabilidad, el sentido común y la seriedad política como esencias del buen gobierno.

dilluns, 7 de desembre de 2009

Trabajando por la ciudad

Después de las últimas noticias aparecidas en prensa, y como Alcalde de Montcada i Reixac, quiero desmentir las especulaciones y dudas malintencionadas sobre mi continuidad al frente del Consistorio.
Cuando en las pasadas elecciones municipales el PSC fue el partido ganador y el Pleno del Ayuntamiento me invistió como Alcalde de la ciudad, me comprometí públicamente delante de todos –del Pleno municipal, de regidores y regidoras y de toda la ciudadanía– que trabajaría por el proyecto de ciudad con el que me había presentado a las elecciones. Y es lo que he hecho y lo que continúo haciendo.
De un tiempo a esta parte, la oposición se viene dedicando a descargar su ira y su frustración, contra mi persona por lo que a mi entender es una ausencia de proyecto político propio. Están llevando a cabo una cruzada errática contra mi persona, pero la oposición ignora que yo no soy el adversario, sino la falta de liderazgo en sus propias filas, de un proyecto realista para la ciudad. Y si no es así, son conocedores de que existen mecanismos democráticos para presentar una alternativa.
El olvido es el remedio de las injurias y el mejor sistema contra la animadversión. No quiero perder ni un minuto más con todo esto y sí en cambio seguir ofreciendo el proyecto de ciudad con el que estamos trabajando para sumar apoyos y multiplicar ilusiones. Aquí nadie sobra, todos somos necesarios para continuar mejorando Montcada i Reixac. Sólo sobran aquellos que se automarginan, aquellos que, desde la ociosidad, maquinan supuestas intrigas palaciegas o conspiraciones de cartón piedra. Aquellos señoritos que sin hacer nada, lo creen saber todo, y sin aportar nada, lo quieren todo. Estos son los que sobran. Los que se engañan y autodegradan en un círculo vicioso y aislado de una realidad que les es esquiva.
El contexto político y económico que estamos viviendo en estos últimos tiempos fomenta una cierta confusión pública. Hay desafección ciudadana, desconfianza hacia los políticos, o incertidumbre sobre la marcha de la economía. En este marco, emergen muchos intereses ocultos que manipulan la opinión pública, con una malicia obstinada. No sería nada extraño que en estos tiempos convulsos, aparezcan en Montcada, y en otros lugares, candidaturas de todo tipo, supuestamente alternativas, que se presentan como salvadoras de no se sabe qué. ¡Al tanto con todo esto! Hay que saber, antes de nada, qué hay detrás de ellas, si intereses personales, tipo Berlusconi y otros, o un proyecto de ciudad compartido y alternativo, realista y serio.
Como Alcalde de esta ciudad continuo trabajando con la misma ilusión y con la misma entrega que el primer día. Cuento con el apoyo incondicional de mi partido y es a él al que le corresponde, junto con la Agrupación de Montcada i Reixac, proponer la siguiente candidatura, con el candidato o candidata que deba encabezar la lista del PSC para las siguientes municipales. Como he manifestado en muchas ocasiones, estoy a disposición del partido y de los compañeros y compañeras de mi Agrupación.
Desde aquí, vuelvo a reafirmar mi firmeza en los compromisos que adquirí. El proyecto de ciudad que estamos llevando a cabo los socialistas y las socialistas sigue el rumbo correcto. El PSC es un partido de ideas y de progreso y todos los militantes nos debemos a ese ideario y a esos valores que tanto han contribuido al progreso de nuestras ciudades. El proyecto de ciudad que estamos llevando a cabo en Montcada i Reixac precisa de nuestra tenacidad, de nuestra voluntad y de la misma ilusión del primer día.

divendres, 4 de desembre de 2009

Eliminar la marginación



Los seres humanos somos la única especie a la que nos conmueve el mal ajeno, nos aflige las desgracias de los demás, incluso las muy distantes, pero también nos contagiamos de la risa sincera de alguien que vemos a miles de kilómetros. La solidaridad y la empatia ha sido una de las características definitorias de nuestra especie. Una táctica de autoprotección, de apoyo mutuo, de colaboración, que ha sido clave para nuestra subsistencia.
En esta semana se han celebrado diferente días internacionales: contra la violencia de género, el día internacional de la SIDA o el día internacional de las personas discapacitadas. Estos acontecimientos buscan refrescar la memoria colectiva, activar la solidaridad y la empatía de la colectividad para generar un mundo mejor. En definitiva, difundir a través de los medios de comunicación y de todo tipo de plataformas, una realidad que, a veces, nos es esquiva, distante, ingrata, pero no menos real.
Son muchas las personas que por diversos motivos sufren la violencia de género, arrastran el estigma de estar afectados por el virus de la SIDA o ven limitadas sus potencialidades como personas por discapacidades de todo tipo. Bien pensado, ¿quién no es discapacitado? Todos tenemos limitaciones, unas visible otras no, unas toleradas otras menos.
Creo que el objetivo principal de la sociedad es eliminar la marginación. Acoger con respecto, y en igualdad de condiciones, derechos y obligaciones, a todos los miembros del grupo. Exigirles y facilitar su participación y aportación a la sociedad, ofrecerles la posibilidad de realizar sus sueños, sin proteccionismo, ni limosnas, ni lastimas. Todos deben sumar, todos debemos sumar.
En Montcada i Reixac tenemos diferentes asociaciones que están llevando a cabo un buen trabajo de difusión de estas causas y de reivindicación de la visibilidad de esas realidades. El Grup de Dones de Can Cuiàs, Esplai per a la Dona, o el Grup de Dones de Terra Nostra realizan una labor digna de mención, dinamizando toda una oferta de actividades dirigidas a las mujeres del municipio. Recientemente, hemos creado el Pacto ciudadano contra la violencia de género donde se han adherido muchas entidades montcadensas. Las asociaciones de discapacitados de Montcada i Reixac llevan a cabo también una intensa labor de concienciación sobre una realidad que no siempre encuentra respuesta positiva en la sociedad. Entidades como la Associació de Discapacitats de Montcada i Reixac (ADIMIR), Amics de la Pedagogia Terapèutica Social, Associació de Familiars de Malalts Mentals (CEMORIBA), Associació Pro Persones Sordcegues (APSOCECAT), o la Associacio del Síndrome de RETT, son algunas de las entidades del municipio con un gran dinamismo social. Otras, como Andròmines, Fundació Engrunes o Projecte Home también realizan un trabajo de reinserción impresionante. Desde el Ayuntamiento, intentamos siempre dar el máximo apoyo posible a las iniciativas que estas entidades llevan a cabo. La responsabilidad no sólo es de la administración, sino que abarca a toda la sociedad. La concienciación de que existe una violencia de género a la que no podemos dar la espalda como si fuese un asunto privado, la realidad de que no hay que bajar la guardia contra la SIDA, aunque se haya convertido en una enfermedad crónica, lejos de la mortalidad de hace una década, o la necesidad de que los discapacitados se incorporen en igualdad de condiciones en el dinámica de nuestras sociedades, nos obliga a seguir luchando contra la marginación que esta situación provoca. Como dice el título de esta reflexión, eliminar la marginación debe ser el objetivo número uno de todos nosotros.